jueves, 6 de diciembre de 2012

 El origen de la división de Poderes.-




El origen del poder judicial, aparece con la búsqueda de un equilibrio en el estado, el Principio de la división de poderes a partir de la Edad Moderna, aunque Platón (428-347 A.C.) en su obra “La Republica” hablo de una política mixta, compuesta por elementos monárquicos y democráticos. Aristóteles en su obra “ La Política” distinguió las tres funciones esenciales del estado; El consultivo, el Magisterial y el Legislativo; mas adelante Cicerón  a través de sus obras  “De Republica, De Legibus, De Officis”, Tomas de Aquino “De Regimine Principium y comentarios a la Política de Aristóteles” y teniendo en la edad moderna  a Jhon Locke en su obra “Second Treatise of Government”, a Montesquieu  en su famoso tratado “El espíritu de las Leyes” que definieron con mas claridad la división de poderes.

Esto nos deja con mayor certeza que el origen del Poder Judicial en la practica se ubica en los siglos XVII al XVIII en Inglaterra a través del ejercicio de su gobierno a través de los tres poderes; La Corona y su Gobierno, El Parlamento y los Tribunales del Common Law, en la Unión Americana a partir de la Constitución de 1787, en Francia en su Constitución de 1791, en su articulo 19 “La división de poderes es la primera condición de un gobierno Libre”.

Charles  Louis de Secondat, Señor de la Brède y Barón de Montesquieu, en su obra “El espíritu de las Leyes” nos dice en cada estado hay tres  clases de poderes, El poder Legislativo, El Poder Ejecutivo en donde hace una clara división de este poder al darle dos atribuciones pero que sobre el recae en el mismo poder, posteriormente hace referencia al Poder Judicial manifestando que en dicho poder recae las atribuciones de castigar los delitos y juzga diferencias entre particulares. 

Pero así como se ha desarrollado los postulados de la División de Poderes, en la historia y evolución del estado ha habido también tesis que han encontrado ineficiente e innecesario esta División,  teniendo entre sus mayores exponentes a Tomas Hobbes que destaca en su obra “El Leviathan”  que el hacer división del poder de un Estado, no es otra cosa que disolverlo, ya que los poderes divididos se destruyen mutuamente. 


En el caso de nuestro país, desde la época pre colonial ya nuestros antepasados ejercían la división de poderes  así era como el Rey de México “Acolhacán, tenia tres consejeros supremos para el gobierno del reino en que se examinaban las materias del Estado, de Hacienda y de Guerra, compuesto de hombres de la primera nobleza y ordinariamente no emprendía cosa mayor sin oír antes el dictamen de sus consejeros.” De esta manera encontramos que la administración de la Justicia recaía en el supremo magistrado que era nombrado por el rey, el cual llamaban Cihuacoatl. 

(1)   CLAVIJERO, Francisco Javier. “Historia Antigua de México” Editorial Porrúa, S.A. México 1971. Pág. 210.
(2)   MAGNO MELENDEZ, León. “Unificacion del sistema de  Justicia Laboral” Pág. 280.